Skip to main content Skip to footer site map

TOP 5: Musicales presidenciales en Estados Unidos

Article Pixel

Repasamos algunas de las incursiones teatrales de políticos y presidentes en el día de sus elecciones

Hoy es el día de las elecciones en Estados Unidos, quizá las más complicadas debido al inaudito momento que vivimos de pandemia mundial, movimientos por los derechos civiles y división dentro del propio país.

Entre tantas noticias desconcertantes, qué mejor manera para relajarse que hacer un repaso por cinco de los musicales presidenciales más famosos de todos los tiempos, dejando pues que el arte nos salve de la política.

OF THEE I SING

Ya en 1931 George Gershwin e Ira Gershwin ponían música y letras respectivamente a este musical que parodia la política estadounidense a través del personaje de John P. Wintergreen, que se presenta a la carrera presidencial con su plataforma de amor pero se ve involucrado en un escándalo cuando se enamora de Mary Turner, una mujer sensata y centrada, en lugar de Diana Deveraux, una ganadora de concursos de belleza que han elegido específicamente para su campaña.

ASSASSINS

No podemos dejar pasar la visión de Sondheim del mundo presidencial a través de sus asesinos. En 1990 abre en el Off-Broadway este musical que repasa la historia presidencial de EE. UU. nada más y nada menos que a través de personas que mataron o intentaron matar a presidentes del país.

El musical repasa estos personajes y reflexiona sobre los ideales del país a través de las épocas mediante estos asesinos.

THE FIX

El West End tuvo su propia vision de las elecciones estadounidenses con este musical con música de Dana P. Rowe y libreto y letras de John Depmpsey, desarrollado en colaboración con Cameron Mackintosh y que se estrenó en la Donmar Warehouse en 1997.

En este musical, el candidato a presidente Reed Chandler muere entre las piernas de su amante de un ataque al corazón apenas unos días antes de las elecciones. Con el candidato aún de cuerpo presente, su viuda Violet y su hermano Grahame, conspiran para reemplazarlo por su propio hijo, para lo cual tienen que recurrir a todo tipo de triquiñuelas que les perseguirán a lo largo de los años.

BLOODY BLOODY Andrew Jackson

En 2010, este musical rock con música y letras de Michael Friedman y libreto de Alex Timbers se estrenó en Broadway tras pasar por el Off-Broadway y Los Ángeles.

El musical utiliza la música rock para dibujar un retrato de un Andrew Jackson con sus luces y sus sombras, deseoso tanto de devolver el poder al pueblo como de arrebatar sus tierras a los nativos americanos (y echar al resto de colonizadores).

La obra repasa la vida de Jackson desde su infancia en Tennesseee hasta su carrera política, haciendo una reflexión crítica sobre su papel en la historia y su legado.

HAMILTON

El fenómeno cultural de Lin-Manuel Miranda sobre los padres fundadores no podía faltar. Si bien se centra en el tesorero del estado Alexander Hamilton, el musical hace un análisis exhaustivo no solo de la política estadounidense, sino de sus inicios y su evolución. Una pieza excelente para conocer los entresijos del funcionamiento de las elecciones y cómo llegaron a ser lo que son hoy desde sus inicios.

Con este repaso presidencial del Teatro Musical estadounidense podremos, en el mejor de los casos, entender mejor los raudales de información que nos esperan hoy en todos los medios de información y, en el peor, deleitarnos con música excelente de grandes autores de todas las épocas. Lo que está claro es que escuchando estas obras, gane quien gane, habremos ganado nosotros.


Related Articles View More Spain Stories   Shows

From This Author Jose German Martinez Paneque