Skip to main content Skip to footer site map

Manuel Tolsá, Artífice De La Fusión Del Barroco Y Neoclásico

Este 4 de mayo se cumplen 265 años del nacimiento del artista, académico director de escultura en la Academia de San Carlos de México.

El Palacio de Minería, el Antiguo Palacio de los Condes de Buenavista, hoy Museo Nacional de San Carlos, la estatua ecuestre de Carlos IV, son parte de la obra de Manuel Tolsá, arquitecto que además tuvo la encomienda de supervisar las obras de drenaje y abastecimiento de aguas, así como la reforestación de la Alameda Central, entre otras tantas obras.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) recuerdan a Manuel Tolsá y Sarrión en el 265 aniversario de su nacimiento, que se conmemora este 4 de mayo, uno de los artistas que más influencia tuvo en su tiempo, en cuya obra se fusionan los estilos neoclásico y barroco.

Manuel Tolsá nació el 4 de mayo de 1757 en la villa de Enguera, en Valencia, España; se formó en el taller de escultura de José Puchol, vinculado a la Academia de San Carlos y quien influyó en su formación, tanto en su faceta escultórica como en la arquitectónica; sin embargo, fueron las obras del arquitecto Gilabert las que de alguna forma inspiraron sus mejores realizaciones.

En 1780 se trasladó a Madrid, donde estudió diversas disciplinas artísticas en la Academia de San Fernando, incluida la pintura. En 1789 fue nombrado académico de mérito de San Fernando, y unos meses más tarde de San Carlos. Posteriormente, en septiembre de 1790 se le designó académico director de escultura de la Academia de San Carlos de México.

Tolsá vivió siempre en la Ciudad de México. Por ser el arquitecto que más influencia tuvo en su tiempo, se bautizó el estilo neoclásico como el estilo Tolsá.

Tras su llegada a esta ciudad en julio 1791, su fama como escultor le permitió realizar trabajos fuera de la academia. Al no contar con el grado de arquitecto, solicitó a la Academia de San Carlos el título de Académico de Mérito en Arquitectura. Para obtener el grado presentó tres dibujos: uno para la construcción del Colegio de Minería, otro de un retablo y un tercero para la celda del convento de Regina, que sería ocupada por la marquesa de Selva Nevada.

Entre sus proyectos más importantes se encuentra la conclusión de las obras de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México en 1813, que contemplaba la decoración de las torres y el frontispicio con las esculturas la Fe, la Esperanza y la Caridad; el diseño de la cúpula, las balaustradas y los zócalos de las cruces del atrio.

También participó en el Palacio del Marqués del Apartado, construcción en cantera de estilo neoclásico que se encuentra en la esquina de Donceles y República de Argentina al pie del Templo Mayor, un encargo del señor Francisco Manuel Cayetano, el apartador general de Oro y Plata de la Nueva España, razón por la cual recibió el título de Marqués del Apartado. La casa luce tres niveles, su cuerpo central está formado por cuatro columnas dóricas en las que se apoya un gran frontón triangular rematado por una balaustrada corrida.

El Palacio de Minería, obra cumbre del arte neoclásico

El Palacio de Minería es considerada obra cumbre del arte neoclásico en México. Esta construcción simétrica, con amplios espacios y cubos de luz, es una de las más visitadas por turistas mexicanos y extranjeros. Se ubica en la calle de Tacuba en el Centro Histórico de la Ciudad de México, frente al Museo Nacional de Arte (Munal). Para este proyecto, Tolsá levantó un monumental palacio en el cual destacan con carácter protagonista las fachadas y el patio con su gran escalera imperial al fondo.

En la explanada del Munal se encuentra la Estatua ecuestre de Carlos IV, conocida como El caballito, pieza de casi seis toneladas de peso dedicada a Carlos IV, la cual ha tenido diferentes ubicaciones: el Zócalo, Paseo de la Reforma, Bucareli y el Centro Histórico.



Related Articles View More Mexico Stories


More Hot Stories For You