INBAL Presenta Programa De Trabajo De Danza Que Fortalece Dimensión Nacional Y Participación De Las Comunidades Artísticas

INBAL Presenta Programa De Trabajo De Danza Que Fortalece Dimensión Nacional Y Participación De Las Comunidades Artísticas

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), presentó este miércoles el Programa de Trabajo de Danza, el cual contempla como ejes de acción: programación, formación y colaboración con los estados. El Instituto en diálogo con las comunidades dancísticas orienta sus acciones para lograr una mayor presencia y movilidad del quehacer en este rubro en las entidades del país, con el fin de fortalecer políticas de inclusión y diversidad en esta disciplina artística.

La Subdirectora General del INBAL, Laura Elena Ramírez Rasgado, refirió que la comunidad dancística y sus prácticas son más amplias y diversas de lo que se puede imaginar, por lo que el Instituto trabaja en estrecha colaboración con ésta, a partir de sus propios diagnósticos surgidos de sus particulares necesidades y problemáticas, para complementar su visión.

Es así que se sistematizó la información obtenida e instituyeron los ejes mencionados para trabajar en torno a ella; se estableció una manera colegiada para tomar decisiones sobre la programación de espectáculos dancísticos, lo que antes no existía; se le ha dado dimensión nacional a la promoción de la disciplina y se desarrolla una estrecha colaboración con las entidades federativas; además de fortalecer la red en materia de formación y ampliar los esquemas de circulación y coproducción ya existentes, agregó.

Señaló que la Secretaría de Cultura, a través del INBAL, ha realizado en el primer semestre del año un intenso trabajo de diálogo y escucha, cuyo antecedente son las mesas de transición en las cuales las comunidades artísticas expusieron sus opiniones y propuestas.

"El trabajo es colectivo y está en transformación. Lo estamos llevando a cabo todos. Es parte de un proyecto que ya es viable, al igual que otras acciones", señaló la Subdirectora General del INBAL.

Para representantes de diversos colectivos y compañías de danza que con sus propuestas colaboraron en el diseño del Plan de Trabajo de Danza, el puente de diálogo establecido por la Directora General del INBAL, Dra. Lucina Jiménez, ha propiciado un avance significativo para atender ámbitos vitales en el quehacer dancístico del país.

En este sentido, Erandi Fajardo y Héctor Garay, promotores culturales que participaron en las mesas de transición en materia de danza, recordaron que se realizó un diagnóstico a nivel nacional para revelar las problemáticas del gremio y que, a partir de su conocimiento, se diseñen políticas públicas. "En el programa que hoy se presenta, veo las reflexiones vertidas en las mesas. Nuestras acciones continuarán desde la sociedad civil, generosas, pero con mirada crítica, y seguiremos trabajando de forma colaborativa", dijo Fajardo.

Por su parte, Garay señaló que en los diálogos de transición fueron escuchadas todas las voces del gremio dancístico a fin de generar un cambio en las políticas culturales en torno a la danza. "Ahora vemos los primeros resultados tras las propuestas de la comunidad y de las pláticas con las instancias públicas. Se buscará el fortalecimiento del diálogo permanente".

La coordinadora Nacional de Danza, Nina Serratos, resaltó que el Programa de Trabajo de Danza del INBAL, que se presentó ante medios de comunicación, es parte de una construcción permanente y participativa de largo aliento para el desarrollo dancístico nacional.

Este programa se deriva de un diagnóstico y de la planeación participativa basada en el intercambio con quienes conforman el sector de la danza, realizados en diversos foros, como las mesas de diálogo de la Secretaría de Cultura en la etapa de transición, el Plan Nacional de Danza, el Plan para el Desarrollo de la Danza y las propuestas de la Red Nacional de Festivales de Danza, generados por los propios integrantes de la comunidad. Atenderá seis líneas transversales: comunicación, impacto social, interdisciplina, públicos, circulación y transparencia.

El primer eje, la programación, se inició con una reestructuración en las formas de relación con los artistas, basada en un proceso de selección de los proyectos, por medio de un Consejo Artístico integrado por figuras destacadas en el ámbito de la danza.

En tanto, Marco Antonio Silva, director de Centro de Producción de Danza Contemporánea (CeProDaC), dio a conocer la serie de acciones que ha tomado en cuenta, como las políticas públicas de inclusión y género impulsadas por la Secretaría de Cultura y el INBAL con el propósito de llevar la danza a sedes alternativas, como hospitales o plazas públicas.

Informó que, en el segundo semestre del presente año, el CeProDaC contempla la realización de más de 50 actividades escénicas, entre las cuales destaca la colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social para presentaciones en instalaciones hospitalarias.

Además se impartirán clases magistrales para aproximadamente 4,500 asistentes, con la participación de diversas instituciones públicas.

Los ejes del Plan de Trabajo

La programación dancística en los recintos del INBAL busca promover la visibilización de las propuestas de los creadores del país, la promoción de la interdisciplina y la ampliación del acceso a nuevos públicos, niñas, niños y jóvenes.

Estados en movimiento. Temporada de Danza en el Palacio de Bellas Artes 2019 dará énfasis a la participación de compañías provenientes de Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Morelos, Sonora y Ciudad de México. La programación en el segundo semestre de 2019 estará integrada por obras de más de 50 compañías de danza.

En la temporada Patria grande, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, participarán agrupaciones de Durango, Querétaro, Veracruz, Yucatán y Ciudad de México, en septiembre, y en El alma de México en movimiento, en el mismo recinto, compañías de Oaxaca, Veracruz y Yucatán, en octubre.

De forma consecuente, además de la programación en los espacios tradicionales del Instituto, este año se ha comenzado a generar actividad dancística en foros alternativos con el fin de expandir los proyectos a sitios y comunidades que no han tenido acercamiento con la danza. Museos, espacios públicos, mercados y vecindades son escenarios que buscan ampliar el alcance local y regional de la danza en nuestro país.

En el campo de la formación, se optimizará el uso de plataformas para la asignación de recursos concursables, se estimulará la presencia de creadores emergentes y se promoverá la participación activa de la población para su apropiación de espacios públicos.

Algunos de los proyectos inmediatos comprenden encuentros escénicos, diplomados, residencias y talleres de capacitación en entidades como Chihuahua, Durango, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Ciudad de México.

La vocación nacional del INBAL se fortalecerá a través del eje de colaboración con las entidades federativas, por lo que la Coordinación Nacional de Danza desarrollará proyectos y programas vinculados con las instancias estatales y municipales, y con las compañías artísticas de las cinco regiones del país para la promoción, producción y circulación de la creación dancística nacional, con especial énfasis en la realización de circuitos dancísticos, la puesta en marcha de coproducciones regionales y la celebración del Encuentro Nacional de Danza.

Entre los programas piloto se encuentra Circuitos dancísticos, en cuya primera etapa itineran producciones dancísticas profesionales que contemplan talleres para creadores de danza en los estados de la Zona Centro, y Coproducción regional que iniciará en la región Noroeste con la participación de creadores de Baja California y Baja California Sur, Sinaloa y Sonora, y consiste en una producción dancística que será presentada en diversos escenarios de dicha región, así como en el Encuentro Nacional de Danza.

Fortalecimiento de la Compañía Nacional de Danza

En el ámbito del ballet, la Compañía Nacional de Danza del INBAL refrenda su compromiso de mantener la excelencia artística con la escenificación de obras del repertorio tradicional internacional (por lo menos tres al año, dos de reposición y un estreno), así como la colaboración con los grandes creadores mexicanos y extranjeros de nuestro tiempo y la ejecución de obras creadas para la Compañía y de piezas propias para impulsar el desarrollo coreográfico a partir de sus propios integrantes.

Asimismo, se trabaja en el entrenamiento, actualización y capacitación de los miembros de la Compañía, al impulsar su participación en actividades académicas de carácter internacional y desarrollar su programa de maestros invitados de forma permanente. La impartición de talleres para estimular el trabajo creativo del personal y el fomento del diálogo con las escuelas de danza son también aspectos primordiales de la Compañía.

Presentaciones en foros de la Ciudad de México y sus zonas conurbadas, además del Palacio de Bellas Artes, forman parte de su programación sistemática. Es esencial, asimismo, la instrumentación de circuitos regionales con obras en diferentes formatos para todo tipo de teatros y públicos -con énfasis en el infantil y el juvenil- en el interior de la República, incluso en lugares que no cuentan con infraestructura, mediante programas especiales para públicos vulnerables.

La programación de la Compañía para el segundo semestre de 2019 integra un programa de cuatro estrenos de coreógrafos independientes, en septiembre; Romeo y Julieta, de John Cranko, en octubre y noviembre; el estreno en México de la coreografía de Uwe Scholz del Concierto para piano núm. 3 de Serguei Rajmáninov, en noviembre, y el clásico de fin de año: El Cascanueces.

Promoción de la danza contemporánea a través del CeProDaC

La danza contemporánea se estimula y promueve a través del Centro de Producción de Danza Contemporánea (CeProDaC). Sus esfuerzos en la materia se enfocan en los vínculos sociales del arte a través de la creación, producción, distribución y difusión de obras coreográficas contemporáneas nacionales e internacionales.

Entre sus líneas de acción se encuentran el fortalecimiento de la transversalidad interinstitucional y de la comunidad dancística nacional e internacional por medio de presentaciones de danza de repertorio en escenarios de la Ciudad de México y el interior de la República. El reto de toda agrupación es la creación de nuevos públicos, por lo que las intervenciones dancísticas en espacios alternativos, plazas públicas, museos, bibliotecas, galerías, parques y explanadas, son vehículo para lograrlo.

El enfoque educativo está relacionado con la difusión de la danza contemporánea y el propósito de vincular la experiencia en materia dancística con la vida cotidiana, por lo que se imparten conferencias interactivas y talleres especializados, en los cuales se desarrollan los aspectos artísticos que requieren los asistentes, así como clases magistrales y seminarios. En colaboración con los tres niveles de gobierno se llevan a cabo funciones y coproducciones internacionales que participarán en festivales nacionales e internacionales.

Es así que el panorama dancístico se enriquece con las acciones que tres organismos del INBAL realizan en un contexto de estímulo y respeto de los derechos culturales de la población.



Related Articles View More Mexico Stories   Shows

More Hot Stories For You