INBA Tiende Puentes De Comunicación Entre Arte Mexicano Y Su Par Chicano Con Coloquio En El Museo Tamayo

INBA Tiende Puentes De Comunicación Entre Arte Mexicano Y Su Par Chicano Con Coloquio En El Museo TamayoUna de las actividades paralelas que se realizan en el marco de la exposición Construyendo puentes. Arte chicano/mexicano de California a CDMX, es el coloquio internacional Construyendo puentes, el cual se realizó en el Museo Tamayo.

En forma paralela a los movimientos sociales y políticos, el arte chicano defiende no sólo el acceso a la cultura, sino el derecho a la salud, el trabajo bien remunerado y temas similares, coincidieron la artista Judy Baca, la curadora Elyse Gonzáles, la promotora cultural Ximena Ortiz y el coreógrafo Juan Carlos Palma, quienes participaron en la primera mesa de diálogo de este encuentro organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En el Museo Tamayo, la directora de Asuntos Internacionales del INBA, Patricia Fernández, inauguró el encuentro internacional y les dio la bienvenida a los ponentes.

Dijo que el coloquio nació en muchos lugares, con la motivación auténtica de conocernos, reconocernos y reflexionar.

Señaló que el coloquio es una extensión de la exposición homónima que se presenta en el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) del INBA, cuya finalidad es tender puentes de comunicación entre el arte mexicano y su par chicano.

Posteriormente, el curador Conrado Tostado moderó la primera sesión del encuentro internacional, donde la artista chicana Judy Baca habló sobre sus propuestas artísticas realizadas a partir de 1974 y que incluyen la participación de varios sectores marginados de la sociedad.

La ponente recordó que hace más de cuatro décadas fue la autora intelectual del mural más grande que se haya realizado en Los Angeles, California, con más de 840 metros de largo. Se hizo en el sistema de drenaje de esta ciudad estadounidense y contó con el apoyo de 400 jóvenes.

Aseguró que desde el principio de su carrera tuvo en mente una idea: resistirse como artista a la asimilación de la cultura estadounidense; es decir, al reconocer sus raíces mexicanas.

El caso de la promotora Ximena Ortiz no es distinto al de Baca, ya que por medio de la organización ODA (Otros Dreamers en Acción) busca la igualdad de la comunidad chicana al fomentar la cultura, la salud y la defensa de los derechos humanos. Es un movimiento de identidades múltiples.

Aunque chilanga, Ximena Ortiz ha radicado en Estados Unidos donde apoya a dreamers que han sido deportados. "Como su nombre lo indica, somos soñadores en un país que no es nuestro, pero al que queremos construir desde dentro".

En su intervención, Elyse Gonzáles habló del papel como subdirectora y curadora de exposiciones del Art, Design & Architecture (AD&A) Museum, UC Santa Barbara; en tanto que Juan Carlos Palma disertó en torno a su función como coreógrafo, bailarín e investigador del proyecto danza y frontera (México- Estados Unidos).

Finalmente, Conrado Tostado aseguró que los invitados al coloquio internacional más que artistas son activistas, pues se preocupan por la situación de los chicanos en Estados Unidos y hacen lo posible por ayudarlos a salir adelante a través del arte.

Related Articles View More Mexico Stories   Shows








More Hot Stories For You

Before you go...

Like Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Follow Us On Instagram
   



  SHARE