Después De Su Itinerancia Por Sudamérica Y Europa, "Los Tres Grandes" Regresan A Casa

Después De Su Itinerancia Por Sudamérica Y Europa, “Los Tres Grandes” Regresan A Casa

Después de su itinerancia por Chile, Argentina, Perú e Italia, y con más de 380 mil visitantes, las piezas de la colección del Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) regresan a México con Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente. Esta muestra será inaugurada el 7 de diciembre a las 19:30 y permanecerá en dicho recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes hasta el 5 de mayo de 2019.

Durante el recorrido para medios por la exposición, Paula Duarte, encargada del despacho de la dirección del MACG, señaló que se trata de una muestra que se ha trabajado a lo largo de varios años y que ha sido muy esperada, con un gran trabajo curatorial.

"Es una exposición que nació a partir de una primera investigación sobre la presencia de la Colección Carrillo Gil en Santiago de Chile en 1973, fecha compleja tras el golpe de Estado decretado por Pinochet en el gobierno de Allende".

Agregó que dicha muestra "no solo habla de las piezas sino de la relación diplomática que se generó entre Chile y México a partir de la exposición, y que permite reflexionar como el arte nos lleva a caminos muy suntuosos donde se involucran otro tipo de cosas".

Carlos Palacios, curador de la exhibición, comentó que el 13 de septiembre de 1973 el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile inauguraría Orozco. Rivera. Siqueiros. Pintura mexicana, conformada por 169 pinturas, grabados y dibujos de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, proyecto que fue trastocado por el golpe de Estado del 11 de septiembre en ese país.

La exposición se debía abrir junto a una muestra de artesanías y otra de 1500 libros de México, exhibiciones que formaban parte de unas jornadas organizadas entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y la diplomacia chilena en conmemoración del tercer aniversario del gobierno de la Unidad Popular, presidido por Salvador Allende.

"El cruento golpe de Estado que el 11 de septiembre de 1973 comandó el general Augusto Pinochet impidió que se pudieran ver las magníficas obras de arte mexicanas. Bajo difíciles condiciones, y corriendo muchos riesgos, las piezas pudieron desmontarse y embalarse en 27 cajas que regresaron a México 15 días después, luego de los 350 exiliados, entre quienes se encontraban la viuda y las hijas del asesinado presidente Allende", mencionó el también curador en jefe del MACG.

Asimismo, Palacios explicó que, gracias al esfuerzo por recrear la muestra original, en México se podrán apreciar 102 piezas, entre estas, 60 obras de los tres grandes del muralismo mexicano, acompañadas de documentos y materiales audiovisuales que dan cuenta de las vicisitudes y el contexto en el cual la Colección Carrillo Gil estuvo en peligro hace 45 años.

"Hemos reconstruido, a partir de numerosos documentos, además de las notas manuscritas y de audio del propio Fernando Gamboa (curador de la exposición de 1973), el difícil contexto en el cual la colección estuvo en peligro", señaló Carlos Palacios, quien hizo énfasis en que "las obras de arte tienen una historia más allá de ellas mismas".

Algunas de las obras que integran la exposición son Torso femenino (1945), Cabeza de caballo (1948), Pedregal con figuras (1947) y Casa mutilada (1950) de Siqueiros; El arquitecto (1915-1916), Mujer en verde (1916) y Mujer sentada en una butaca (1917) de Rivera; así como Cristo destruye su cruz (1943), Despojo humano (Drift-wood) (1925-1928), Puente de Queensboro (1928) y Zapata (1930) de Orozco.

Related Articles View More Mexico Stories   Shows






More Hot Stories For You

Before you go...

Like Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Follow Us On Instagram
   



  SHARE