Parásitos: a pesar de todo, me sigo encontrando realmente simpático.

Parásitos: a pesar de todo, me sigo encontrando realmente simpático.

Muchas veces, el público en general obvia la importancia del programa de mano. Este panfleto que se nos otorga cada vez que entramos a un montaje, muchas veces contiene información que puede resultar de mucha utilidad o interés. Muchas veces, incluso puede llegar a ofrecer un mensaje emotivo por parte de los creativos, o... ¿una reflexión transgresora?

A través de este aparente desvarío pretendo incitar a que se de mayor relevancia al programa de mano, ya que, al menos en éste caso, creo que hubiera sido un complemento interesante leerlo antes del inicio de la obra; cosa que podrá asumir que no hice. Cuestiones tan polémicas como la maldad intrínseca del hombre, los motivos que nos llevan a actuar, la moralidad de dichos motivos y actos, todo condensado para que, una vez leído, nos sirva de hilo para la reflexión sobre el impacto que está por caer sobre nosotros. Permítanme hablarles de: Parásitos.

Repitiendo temporada en La Teatrería, la adaptación al español de la obra del dramaturgo inglés Philip Ridley nos cuenta la historia de Julia (Regina Blandón; alt. Ana González Bello) y Oliver (Daniel Tovar), una pareja joven que se ve abrumada por la vida adulta; principal preocupación: conseguir una casa donde puedan criar a su futuro hijo. En ese momento llegará a sus vidas Miss Dee (Yuriria del Valle), una trabajadora social que les ofrecerá una oferta que no podrán rechazar, pero, claro, con un precio alto de por medio.

Desde un principio, Parásitos deja entrever que no será una experiencia ordinaria. Poco a poco, su desarrollo evoluciona de ser una comedia aparentemente inofensiva, a una crítica muy certera y severamente mórbida y perturbadora. Genuinamente, un planteamiento que te invita a reflexionar sobra el aire ordinario que muchas veces le atribuimos a acciones que en papel, son moralmente incorrectas según la sociedad en la que vivimos. Le aseguró que saldrá de Parásitos sintiéndose incómodamente relacionado. Creo que es una forma muy divertida, pero algo dura, de darnos cuenta de que muchas veces somos inconsistentes, incluso, hipócritas.

La dirección de Miguel Santa Rita sabe llevar muy bien a los intérpretes a través de un juego teatral que recae mucho en la imaginación, cosa que contribuye a no dejar que el tema principal sea eclipsado por espectáculo violento innecesario. Sin duda, el sello que podría caracterizar a Parásitos es una reminiscencia al teatro pobre de Grotowski, porque a pesar de contar con una producción nada despreciable, lo que verdaderamente importa es la dinámica y el juego que realizan los histriones en escena; ya le toca a uno como espectador ser cómplice de éste despliegue de energía con su propia imaginación.

De lleno con las actuaciones, es destacable el trabajo de los artistas, ya que el ritmo dramático los llevará a pasar entre emociones totalmente polares en cuestión de segundos, además de tener que complementar el reparto de personajes con interpretaciones alternas. Una escena increíble por el ritmo exponencial que maneja, sin duda es la de la "Fiesta del Demonio"; si quiere saber a qué me refiero, le sugiero ir previniendo su compra. Con las actuaciones de: Regina Blandón (Bright Ideas, Hoy no me puedo Levantar), Ana González Bello alternando (Sucia y muy chingona historia de amor, El Hilador), Daniel Tovar (Los Bonobos, Barquito de Papel) y Yuriria del Valle (El último piso, Geografía). En lo personal, tuve la oportunidad de ver a Ana Gonzalez Bello en el papel de Julia y no queda más que felicitar su dinamismo y energía en la tablas, pero no dudo de la calidad del trabajo que Regina Blandon seguro desempeña. No restando importancia, desde luego, a la excelente dupla que forma junto a Daniel Tovar, quien muestra una evolución orgánica y cuidada al detalle de un hombre que es llevado hasta el límite. Mientras que Yuriria del Valle termina de cerrar el círculo con una actuación que hará que un escalofrío recorra al espectador de pies a cabeza.

Para concluir, hago el señalamiento de que la producción de Parásitos, cuyas funciones iban a concluir el fin de semana pasado, extendió su cierre un fin de semana más, así que invito a todos a que no se pierdan de éste excelente montaje, ya que sin duda saldrán con algo más que unas cuantas risas. Esperen reírse, desde luego, pero también prepárense para que los embargue una incómoda culpa. Y, como recomendación personal, lea su programa de mano antes y después de la función.

Si quieren más información sobre el montaje, sigan las redes de La Teatrería con el Hashtag #Parásitos

Twitter: @LaTeatreria

Facebook: La Teatrería

Instagram: @lateatreria

Sin más. le recuerdo que la única forma de dar fe a todo lo que acaba de leer, es asistiendo. ¡Hasta la próxima y nos vemos en el teatro!

Related Articles View More Mexico Stories   Shows








From This Author Javier Palacios

Before you go...

Like Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Follow Us On Instagram
   



  SHARE