Saquémosle el tuétano a la vida… La Sociedad de los Poetas Muertos, otra mirada a un clásico.

Saquémosle el tuétano a la vida… La Sociedad de los Poetas Muertos, otra mirada a un clásico.Cuatro pilares que sostienen a la solemne institución de Welton: Disciplina, honor, tradición y excelencia; pero en realidad, la única lección que importa llevarse de esta academia es la que el Sr. Keating (Alfonso Herrera) tiene para nosotros. Carpe Diem, o aprovecha el día, un recordatorio constante y universal de que sólo tenemos una vida, y que es imperativo buscar cosechar la grandeza de ella cada día que tengamos la fortuna de despertar.

En esta adaptación del clásico filme de 1989, protagonizado por Robin Williams, se mantiene vigente este mensaje de independencia intelectual, así como de audacia y amor al arte de vivir. Encasillada la acción en una institución educativa tan rígida como la Welton Academy, pareciera imposible que existan personajes tan pintorescos y llenos de color como es el reparto de La Sociedad de los Poetas Muertos, pero la dinámica que manejan los histriones en escena, en conjunto con el resto de departamentos, da nueva vida a una historia que se volvió icónica para toda una generación.

Lo invito, como espectador, a que si es fan de la película busque dejar toda referencia en casa y se permita disfrutar íntegramente el excelente trabajo de adaptación, producción, dirección, y sobre todo actuación que es La Sociedad de los Poetas Muertos. Sin duda hallará similitudes con el material original, pero también es pertinente tomarse el tiempo de apreciar la nueva visión que le puede aportar su representación en el medio teatral.

Entrando un poco en detalles de la trama, las escenas más comprometedora, emocionalmente hablando, sin duda se sienten frescas e independientes a través del trabajo escénico, que, de mantenerse fiel al material original, habría resultado soso y carente de ingenio, además de apreciarse deslucido por la obvia diferencia que existe entre el medio cinematográfico y el teatral. Creo que primordialmente eso es lo más destacable del montaje, que sabe mantener una distancia sana que apela a la nostalgia, pero que a su vez permite visualizar los momentos más claves de la historia desde un ángulo diferente, y eso es digno de aplaudirse.

El trabajo en rubros como la escenografía, a cargo de Adrián Martínez Frausto, de la mano con una destacable iluminación por parte de Xóchitl González nos transporta a una visión reinventada pero extrañamente familiar de la Welton Academy, dejando que muchos de los sitios emblemáticos cobren vida no solo a través de la escenografía, sino también con ayuda de la imaginación del espectador. También cabe destacar la creación de temas originales a cargo de Rodrigo Dávila que contribuye a cerrar el círculo atmosférico que permite al espectador entrar en el juego.

El grupo de actores jóvenes que dan nueva vida a los ya clásicos personajes, sin duda contribuyen a que el montaje adquiera una vida propia, y es muy perceptible la buena dinámica que manejan en escena, y muy seguramente también tras bambalinas, lo que contribuye a que sus interacciones y reacciones puedan conectar más fácilmente con la audiencia. Entre ellos se encuentran Alejandro Puente (Yo soy Dios, El Dandy), Sebastián Aguirre (Obediencia perfecta, La vida moral de la pareja ideal), Germán Bracco (Los herederos, Caer en tentación), Alejandro de Hoyos (La Novicia Rebelde, Caer en tentación), Mauro Sánchez Navarro (Lo que se ve desde el cielo, La candidata), Paco Rueda (Después de Lucía, Sopladora de Hojas) y Gonzalo Vega Jr. (José José, el Príncipe de la canción; El cielo de los presos).

Con la dirección de Francisco Franco y acompañado de la producción de Ocesa, La sociedad de los poetas muertos es sin duda un nuevo acercamiento a una historia clásica que al día de hoy no ha perdido relevancia. Podría apostar que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido a un Sr. Keating, ese alguien que necesitábamos nos impulsara a creer en nosotros mismos, a ver las cosas de manera diferente, a hallar nuestra propia voz. Creo no existe mejor forma de conocer, o en dado caso revisitar, una historia tan icónico como en el teatro. El equipo de BroadwayWorld México envía los mejores deseos a la compañía para que siga siendo una fructífera temporada, e invita a usted, querido lector, a que no se olvide de su propia existencia, y, se anime a recordar que su vida es extraordinaria, y por ello, solo cosas extraordinarias deberían emanar de ella.

Si quiere conocer más detalles sobre el montaje, dejamos a su disposición las redes sociales del mismo. No dude en compartir sus comentarios cuando tenga la oportunidad de ir a disfrutarla.

Facebook: @lasociedaddepoetas

Twitter: @poetasmuertosmx

Instagram: @lasociedaddepoetas

Related Articles View More Mexico Stories   Shows








From This Author Javier Palacios

Before you go...

Like Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Follow Us On Instagram
   



  SHARE