¿Cuál es tu jaula? Consígueme una vida, reflexión obscura acompañada de una carcajada

¿Cuál es tu jaula? Consígueme una vida, reflexión obscura acompañada de una carcajadaTodos, sin excepción, hemos llegado a sentirnos abrumados por las circunstancias de nuestra vida. Pareciera que en esta época moderna siempre se están buscando excusas para poner en tela de juicio nuestra propia felicidad. A raíz de esto, nos hace ruido como personalidades que parecieran tener la vida "resuelta", deciden acabar con esa vida que muchos de nosotros muchas veces solo podemos anhelar (Avicii, Anthony Bourdain, entre otros). Con una vida que pareciera tener todo cubierto, ¿cómo es que puede existir siquiera espacio para la insatisfacción? Pues, muchas veces, la felicidad va mucho más allá del dinero, los viajes, las experiencias o las relaciones, a veces, es tan esquiva que simplemente parece que no podemos hallarla por ningún lado. Algunos incluso dirían que no existe. Dicho lo anterior, permítame presentarle una obra que sin miedo al impacto que esto pueda generarle, lo hará reírse de éste absurdo que a veces resulta la búsqueda por la felicidad: Consígueme una vida.

Para ponernos en situación, anteriormente mencionamos a grandes personalidades con vidas aparentemente perfectas que, por una razón u otra, decidieron acabar con ellas. Bueno, tal es el caso de nuestra protagonista, Eva Liliana (Gabriela de la Garza), que una buena noche decide terminar con su vida. Pero, como no podría ser de otra manera, en esa discusión interna entre sí hacerlo o no, la afamada psicóloga acaba coincidiendo con una pintoresca versión de Dios (Pedro Kóminik) que trae consigo un manuscrito con la vida entera de Eva Liliana. Y, haciendo honor a su categorización de comedia negra, Eva Liliana secuestra a punta de pistola a Dios y le exige una nueva vida. Una que la haga feliz.

¿Qué decir de Consígueme una vida? Sin duda, esta producción de Drama Cero va mucho más allá de solo ser un musical de humor negro con el cual, garantizado, te botarás de la risa; siendo eso ya un mérito digno de ser destacado. Bien dice el viejo adagio: "no importa lo que digas, sino cómo lo digas", y en este aspecto, la producción destaca porque toca temas muy actuales y relacionables para públicos de todas la edades. Más de una vez escuché el comentario que la obra, publicitariamente hablando, se percibe como una producción dirigida exclusivamente para gente mayor a los 40 años, siendo estas particularmente mujeres. Pero grata es la sorpresa de uno como espectador al ver personas de diversas situaciones, edades e ideologías conviviendo en un mismo recinto y recibiendo el mismo mensaje.

A través de su humor irónico deconstruye roles muy arraigados en la sociedad moderna, no solo aquellos que involucran a las mujeres, sino a las personas en general. Sin duda una discusión que a veces puede resultar incómoda, pero que acompañada de humor, puede hacerse más liviana y conectar más fácilmente con una audiencia que esté dispuesta a escuchar. Sin duda, la dramaturgia de Adela Jalife consigue trastocar todos estos temas de una manera que hasta el más desentendido pueda relacionarse de algún modo, y más importante, animarse a hacer algo al respecto.

De frente al expectador, hace algunas preguntas que a muchos podrían incomodar, y que no necesariamente tienen una respuesta correcta. La felicidad se encuentra en: ¿una vida dedicada al trabajo?, ¿en formar una familia?, ¿en gozar activamente de tu sexualidad sin ningún compromiso? Inteligentemente, su respuesta es: depende de ti.

Sin duda, Consígueme una vida es un musical de muchos matices. Con ciertas escenas que pueden describirse solamente como densas o perturbadoras, hasta otras que aún con su complejidad temática lo único que provocarán son carcajadas estrepitosas, es un juego teatral que está excelentemente construido en cada uno de sus apartados. Desde la escenografía diseñada por Natalia Sedano, de la cual destaco el uso de una pantalla para mantener el mood onírico y surrealista de la situación, hasta la música original compuesta por Tareke Ortiz que deja temas memorables que están perfectamente enlazados con la construcción de la trama y los personajes, sin duda genera una percepción de que el público está inmerso en ese consultorio, ubicado en alguna parte de Polanco, pero más importante, en lo más profundo de la mente de Eva Liliana.

No podría ser de otro modo, las actuaciones son lo que, al final, permite que este musical conecte tan bien con su audiencia. Algo a aplaudirse es sin duda la buena dinámica e interacción de los actores en escena que hace de las situaciones aún más humorísticas y significativas. Con las actuaciones de Gabriela de la Garza (Capadocia, Las Aparicio), Pedro Kóminik (La pasión según Lupe Lemper), Muriel Ricard (Huellas, Sueño de una noche de verano), Laura de Ita (Cuatro Lunas, Párpados azules) y Daniela Schmidt (Cuando seas mía, Capadocia) tenemos un juego interesante de "hubieras", y podemos apreciar un diálogo interesante entre las diversas representaciones de una misma idea.

No puedo dejar esta reseña sin resaltar el importante mensaje que transmite. Más allá de que medios compañeros la hayan catalogado como "Teatro Feminista", que sin duda tiene un discurso muy bien encausado en lo que al movimiento se refiere, yo considero que Consígueme una vida nos habla a todos por igual, y creo que eso hace que su discurso sea más íntegramente feminista al final del día. Independientemente de que la historia se centre en una mujer, o en dado caso de que fuera un hombre, la historia es relacionable para todo aquél que alguna vez se haya sentido atrapado, desorientado o perdido definitivamente. Creo que es importante que a través del arte se difundan este tipo de mensajes que busquen eliminar el tan arraigado miedo a la otredad. Finalmente, quisiera decir, como espectador, que particularmente pude identificar algunas jaulas, término usado en la obra, en mí mismo, y me siento orgulloso de decir que estoy en proceso de salir, o de adornarlas o de destruirlas. Todo se reduce a una decisión que solo queda en una persona: nosotros.

Aprovecho para felicitar a la producción y al elenco por su apertura de funciones dobles, todo a raíz de una indiscutible racha de Sold Outs. No cabe duda que la audiencia responde al buen arte. Y qué orgullo poder difundir un arte responsable y con un mensaje que vale la pena escuchar, y si es acompañado de unas buenas risas, mucho mejor. El equipo de BroadwayWorld México desea que la producción siga cosechando éxitos y que su mensaje siga alcanzando a tantas personas como se pueda.

Si quieren conocer más detalles sobre el montaje, los invito a revisar sus redes sociales:

Twiiter: @consigueme1vida

Facebook: @consiguemeunavida

Instagram: @consiguemeunavida

Por mi parte eso es todo, y no duden en compartirnos su experiencia cuando tengan la oportunidad de asistir. ¡Nos vemos en el teatro!

Related Articles View More Mexico Stories   Shows






From This Author Javier Palacios

Before you go...

Like Us On Facebook
Follow Us On Twitter
Follow Us On Instagram
   



  SHARE