Abordarán los archivos de Carlos Mérida, uno de los artistas más completos

"Carlos Mérida es un artista completo: fue uno de los primeros a los que se le reconoció como abstracto; un artista innovador en técnicas que constantemente se renovaba; un pilar del arte guatemalteco, mexicano, americano y de todas las vanguardias del siglo XX; tenía su propia personalidad y un lugar específico dentro de los grandes. En México, él mismo decía, los artistas son grandes en tierra de gigantes".

Así lo indicó María Estela Duarte, curadora de la exposición Carlos Mérida. Retrato escrito (1891-1984), quien ofrecerá, junto con su equipo de investigación, una conferencia sobre el artista guatemalteco el próximo 30 de enero, a las 16:00, en el Auditorio Adolfo Best Maugard del Museo Nacional de Arte.

Mediante esta actividad, titulada Mérida y sus archivos, especialistas revisarán las diversas etapas del artista, así como el contexto en el que se desarrolló, pues el objetivo consiste en presentar la más completa retrospectiva sobre el trabajo que realizó en distintos ramos del arte.

En entrevista, María Estela Duarte recordó que en la exposición Carlos Mérida. Retrato escrito (1891-1984) se conmemora el centenario de la llegada del artista a México. "¿Por qué? Porque nuestro país se convierte en la plataforma y el impulso a su carrera en la primera mitad del siglo XX", apuntó.

La curadora señaló que "Carlos Mérida estuvo muy influido por las vanguardias europeas y americanas, incluso, de acuerdo con Diego Rivera, fue uno de los primeros en proponer una vanguardia indígena. La suya es una fusión de vanguardias, que van de la africana y caribeña hasta coquetear con el arte hispano, pero traducido a un estilo casi surrealista".

Comentó que el crítico de arte Luis Cardoza y Aragón señalaría que la mejor expresión artística de Mérida fue en la década de los años 30, debido a su lírica y poética, además de que su creación del intelecto no fue a través del realismo.

Posteriormente, Duarte refirió que, a partir de los años 50 y hasta su muerte, Carlos Mérida propuso un geometrismo, recurriendo a la iconografía maya, por eso se sentía mayormente identificado con los murales de Bonampak que con el pintor Velázquez, por ejemplo.

Sobre los diferentes ramos y facetas que abarcó el artista guatemalteco, la curadora de la muestra explicó: "Como artista visual fue muy prolífico, pero su imaginación también abarcó a las artes escénicas, la coreografía y el diseño de vestuario y escenografía. Fue un artista completo".

Asimismo, indicó, Mérida se involucró en el muralismo, aunque con una tendencia decorativa y mirando a la arquitectura con una integración plástica. En este sentido, hizo arte por el arte mismo, más utilitario, humano y acorde a un estilo de vida y de funcionalidad.

El artista guatemalteco participó en distintos proyectos al lado de Mario Pani y Enrique de la Mora, entre otros. Las propuestas seguían la premisa de integrar los rasgos decorativos con el muralismo y la arquitectura, pero lamentablemente en 1985 se derrumbaría el condominio Juárez, un sitio donde estaba su mural "de mayor complejidad".

La muestra Carlos Mérida. Retrato escrito (1891-1984), que estará abierta hasta el 17 de marzo, busca presentar la más completa retrospectiva del trabajo del artista guatemalteco, guiada por su propia voz, extraída de su autobiografía. "Es una exposición de deleite", aseguró Duarte.

Por último, afirmó que tanto México como Guatemala le deben libros y exposiciones al artista. "Por ejemplo, debería existir una obra literaria dedicada exclusivamente a todos sus murales y otros a temas específicos, como su incursión en la ilustración, la danza y el teatro".



Related Articles View More Mexico Stories   Shows

More Hot Stories For You