Entre notas de suites y vals, la Orquesta Sinfónica Nacional dedicó su programa infantil a Hans Christian Andersen

Entre notas de suites y vals, la Orquesta Sinfónica Nacional dedicó su programa infantil a Hans Christian Andersen

Las dos funciones que la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) ofreció este domingo de El patito feo y otras fantasías, primer programa familiar de su temporada 2019 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, cerraron el 35 Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Niñas, niños, jóvenes y adultos disfrutaron de un programa didáctico dedicado al escritor danés Hans Christian Andersen, con la guía de Mario Iván Martínez. Inició con el vals Cuentos de los bosques de Viena de Johann Strauss II, compositor sobre quien el narrador recordó que llegó a ser considerado el rey del vals.

El programa prosiguió con la Suite núm. 1 op. 46 de Peer Gynt de Edvard Grieg, con la que el cantante y actor narró el nacimiento del patito feo, para continuar con el rechazo que sufre la pequeña ave, que la OSN, bajo la batuta del director huésped, Rodrigo Cadet, musicalizó con un fragmento del Preludio núm. 24 en re menor op. 34 de Dmitri Shostakovich.

Cada parte de la historia narrada por Mario Iván Martínez fue acentuada por la emoción contenida en la música, como ocurrió con la incertidumbre de la huida, bajo el halo de un fragmento de El lamento de Ingrid de la Suite núm. 2 op. 55 de la mencionada Peer Gynt y el emotivo encuentro del patito con los cisnes, con el trasfondo de un fragmento de En Bateau de la Petite Suite de Claude Debussy.

La obra de Carl Nielsen hizo su aparición con fragmentos de la suite Aladino, a través de los cuales se relató la aventura del patito en el bosque durante el invierno, hasta que es rescatado por una mujer, quien lo lleva a su casa. Ahí, el patito conoce al gato y la gallina, quienes lo subestiman por no saber caer de pie como un felino y por no poner huevos.

De Frédéric Chopin, la OSN interpretó un fragmento de su Preludio núm. 15 op. 28, con el que se ambientó el fin del invierno. La emoción del patito al encontrarse de nuevo con los cisnes y, finalmente, en quienes se reconoce, estuvo musicalizada por otro fragmento de Suite núm. 1 op. 46 de Peer Gynt.

El programa cerró con un fragmento de la famosa Marcha Radetzky de Johann Strauss I, el cual sirvió como motivo para recordar el cuento de El soldadito de plomo.



Related Articles View More Mexico Stories   Shows

More Hot Stories For You