Skip to main content Skip to footer site map

El INBAL Y La UAM Anuncian La Realización Anual Del Coloquio Guillermina Bravo

Article Pixel

Se sumarán las escuelas del INBAL y el Cenidi Danza José Limón para celebrar a la ilustre bailarina.

El INBAL Y La UAM Anuncian La Realización Anual Del Coloquio Guillermina Bravo

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) celebrarán el centenario de una de las maestras de la danza más representativas de México, para lo cual se realizará el Coloquio Guillermina Bravo 100 años, 1920-2020, como una primera acción en una serie de actividades que forman un ciclo para evocar y rememorar a la gran formadora de generaciones, cuyo trabajo fue un parteaguas en la danza en México.

Hace un siglo, México fue testigo del nacimiento de quien ha sido una de las figuras más destacadas dentro de la historia de la danza nacional: la maestra Guillermina Bravo (13 de noviembre, 1920-Querétaro, 6 de noviembre, 2013), protagonista de momentos cumbre del arte dancístico.

En el marco de la campaña "Contigo en la distancia" de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, del 11 al 13 de noviembre se llevarán a cabo diferentes actividades iniciales de manera virtual mediante las redes sociales de ambas instituciones en homenaje a la bailarina, coreógrafa y maestra de varias generaciones de artistas.

En conferencia de prensa virtual, la directora general del INBAL, Lucina Jiménez López, anunció que en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana, el Coloquio Guillermina Bravo se llevará a cabo en forma continua cada año.

En el marco del centenario de la bailarina y coreógrafa, el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) realizará dos videodanzas, además de involucrarse compañías, escuelas y centros de investigación para permear con estos diálogos que son necesarios, y afirmó que los materiales de este coloquio darán lugar a un libro que sea vínculo hacia las nuevas generaciones.

Afirmó que la bailarina y coreógrafa Guillermina Bravo nació para la danza desde la rebeldía y a partir de su espíritu de búsqueda e investigación se convirtió en el símbolo mismo de la revolución de la danza mexicana del siglo XX y XXI.

"Este homenaje, dijo, busca abordar y reflexionar en torno a su obra, su trayectoria como bailarina, coreógrafa, maestra, pionera en la formación profesional de bailarines, coreógrafos y también de técnicos.

"Indagar sobre la obra y trabajo de Guillermina Bravo implica reconocimiento de la exigencia de un método que se nutre de técnica específica por la que ella apostó, pero a la que no le concedió privilegio en sí mismo, sino más bien en construir una poética de la danza".

Mencionó que el homenaje a manera de coloquio permitirá la conversación entre protagonistas que trabajaron con ella y fueron testigos de esa vitalidad que tuvo, que era capaz de enamorar a todos y de convencerlos de persistir horas y horas de trabajo".

Por su parte, el subdirector de Artes Escénicas de la UAM, Héctor Garay, al detallar las actividades programadas, resaltó el trabajo colaborativo con el INBAL para llevar a cabo este Coloquio, en el cual se aborda la trayectoria artística de una de las más importantes coreógrafas en el país y que el próximo 13 de noviembre se conmemorará el centenario de su nacimiento.

En tanto, el coordinador general de Difusión de la UAM, Francisco Mata Rosas, agradeció el apoyo para la realización de este coloquio, "nos parece que es una oportunidad extraordinaria no sólo de honrar el trabajo de la maestra Guillermina Bravo, sino que es necesario abordar desde distintos ángulos de la danza en México y todas las expresiones que de ella se derivan".

Recordó que en los 75 años que lleva el Premio Nacional de Ciencias y Artes en México, solo se ha entregado a 13 mujeres, y la primera en recibirlo fue Guillermina Bravo en 1979, lo cual refleja no solo la importancia de la coreógrafa y directora en la danza, sino en el panorama cultural general de nuestro país.

La investigadora del Cenidi Danza José Limón, maestra Margarita Tortajada comentó que el hecho de que el INBAL y la UAM realicen este coloquio destaca la importancia de esta pionera de la danza moderna y contemporánea en México, así como la posibilidad de que los jóvenes entiendan porqué el Teatro de la Danza lleva el nombre de Guillermina Bravo, "que entiendan que los edificios, que los nombres, que las letras y las letras en los libros, tienen un referente humano, y en este caso de una gran artista que logró transformar el campo dancístico, no de manera individual, si no en forma colectiva, ya que ella daba importancia al trabajo colectivo, por encima de sus intereses".

En esta actividad virtual también participaron excolaboradores de la reconocida coreógrafa, como Luis Fandiño, quien recordó que su relación dancística con Guillermina Bravo inició en 1952 y a partir de trabajar en el Ballet Nacional se consideró un bailarín profesional y consolidó su experiencia y perspectiva de ver la danza en forma diferente.

En tanto, Jaime Cuauhtémoc Blanc compartió que era muy exigente. "Sus obras implicaban un trabajo muy fuerte y autodisciplina". Recordó que bailó casi todas las obras de la maestra, la primera obra fue Juego de pelota y la última El Códice Borgia. "Siempre fue un reto bailar con ella, exigía más para ver hasta dónde podíamos llegar, fue un aprendizaje de vida, un oficio que se convirtió en arte".

Por último, Cecilia Lugo, autora de Nicolasa, mencionó que la obra la creó en el 75 aniversario de Guillermina Bravo como un homenaje, "fue una gran maestra, un ejemplo para todos que dejó un gran legado para la danza".

Rememoró que cuando la invitó el INBAL a crear la coreografía no conocía personalmente a la maestra, por lo que inició una etapa de investigación y descubrió que tenían mucho en común.

Al dar a conocer los pormenores del Coloquio Guillermina Bravo 100 años, 1920-2020, la coordinadora nacional de Danza, Nina Serratos, señaló que el objetivo es recordar las aportaciones de la maestra en los diversos ámbitos de la danza y la interdisciplina. Así como acercar a las nuevas generaciones al conocimiento de su vida y obra a través de dos conversatorios, en esta etapa inicial de conmemoraciones, en los que se abordará su trayectoria, en el primero, y su destino artístico y su legado, en el segundo.

Este homenaje busca abordar y reflexionar en torno a su obra, su trayectoria como bailarina, coreógrafa, maestra, pionera en la formación profesional de bailarines, coreógrafos y también de técnicos.

Las y los bailarines, coreógrafos, investigadores, creadores de otras disciplinas, así como colaboradores del Ballet Nacional de México (compañía fundada por la maestra Guillermina Bravo) serán los protagonistas de esta actividad que, además de conversatorios, incluirá transmisiones de montajes coreográficos.

Actividades virtuales

El miércoles 11 de noviembre, a las 19 horas, se proyectará una semblanza en video con fragmentos de la obra coreográfica de Guillermina Bravo. También se llevará a cabo una transmisión en vivo de la pieza Nicolasa, creada en honor a la maestra y que será interpretada desde el Teatro de la Danza Guillermina Bravo, por la compañía Contempodanza de Cecilia Lugo.

Para el segundo y tercer día están programados dos conversatorios: Trayectoria de una pionera, su estilo artístico y su legado, en el que participarán personalidades del gremio dancístico. El 12 de noviembre a las 17 horas estarán la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, Lucina Jiménez López; el coordinador general de Difusión de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Francisco Mata Rosas; los coreógrafos Rossana Filomarino, Orlando Scheker y Luis Fandiño (exintegrantes del Ballet Nacional de México), así como Luis de Tavira, director de teatro e investigador, y la moderadora será la comunicóloga Patricia Pérez.

El viernes 13 de noviembre -natalicio de Guillermina Bravo-, a las 17 horas, se llevará a cabo el segundo conversatorio, en el cual participarán la investigadora e integrante del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón, Margarita Tortajada; el coreógrafo y exintegrante del Ballet Nacional de México Jaime Blanc; la coreógrafa y directora de la compañía El Cuerpo Mutable, Lidya Romero; así como el escenógrafo e iluminador Gabriel Pascal. El moderador será el director artístico del Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) del INBAL, Marco Antonio Silva.

Por su parte, el Centro de Producción de Danza Contemporánea realizará una serie de videodanzas tituladas Oda al bravo legado de Bravo, que son creaciones de los integrantes del dicho centro. Y en el marco de este ciclo de videodanzas, otra de ellas será creada por el bailarín cubano Jairo Cruz, egresado de la Escuela José María Heredia de Santiago de Cuba, filial de la Escuela Nacional de Danza de Cuba. En la experiencia de este bailarín y coreógrafo del Ceprodac que ha formado parte del elenco de residentes desde hace cinco años, el legado de la maestra Bravo se funda en la difusión y compromiso que tuvo la coreógrafa con la Técnica de Martha Graham y que ella misma reconocía como el principio y fundamento de su propuesta estética.

Una videodanza más estará cargo de Luis Neri, actual bailarín y coreógrafo en la categoría de residentes del Centro. Neri es egresado de la Academia de la Danza Mexicana, escuela de la que Guillermina Bravo fue fundadora y codirectora al lado de Ana Mérida.

La Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey participará el próximo 16 de diciembre mediante la transmisión en redes sociales de la final del concurso Danza breve de la licenciatura de Danza Contemporánea, dedicando un homenaje a la maestra Bravo con motivo de estos 100 años.

Por su parte, la Academia de la Danza Mexicana realizará, del 17 al 19 de marzo de 2021, el Ciclo de Metodologías Experimentales de Creación Escénica en el campo de la Danza Popular Mexicana dedicado a Guillermina Bravo en este centenario de su natalicio. El evento ha considerado la participación de coreógrafos, creadores escénicos e investigadores.

Escuelas del INBAL y el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón se suman a estas actividades. Se llevarán a cabo jornadas académicas conmemorativas entre el mes de noviembre de 2020 y hasta mayo de 2021, las cuales consistirán en conferencias, mesas de discusión y videos alusivos.

Presente en el arte nacional

El nombre de la maestra Guillermina Bravo está presente en la historia del arte nacional. Sin ella, a quien se le conocía como Bruja de la danza, este género artístico no sería lo que es en la actualidad, pues dejó un legado difícil de superar.

Entre los reconocimientos obtenidos sobresalen el Premio Nacional de Arte y el doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana. También fue miembro de honor de la Alianza Mundial de la Danza-Americas (World Dance Alliance-Americas).

Fundación de la Academia de la Danza Mexicana del INBAL en 1947

Guillermina Bravo inició sus estudios de danza en la Escuela Nacional de Danza dirigida por Nellie Campobello a mediados de la década de los treinta del siglo XX. También estudió música a nivel profesional en el Conservatorio Nacional de México. En 1939 abandona la Escuela Nacional de Danza y después de la creación por decreto presidencial del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, en diciembre de 1946, es invitada por el primer director del INBAL, Carlos Chávez, a fundar y dirigir la Academia de la Danza Mexicana junto con Ana Mérida. La Academia inició sus actividades en 1947 con un programa de enseñanza que incluía el estudio de las técnicas de danza moderna. En 1948 Guillermina Bravo se retira de la Academia para fundar el Ballet Nacional de México.



Related Articles View More Mexico Stories   Shows

More Hot Stories For You